Páginas vistas en total

LA ARGIZAIOLA VASCA





Museo Argizaiola

Félix Pinillos Martínez | Barrio San Martin, 4 | 31281 Legaria


La argizaiola

La argizaiola no es más que un humilde mueble de madera, pero que guarda en su interior una parte de las creencias de un pueblo respecto a la muerte.

Es la tabla, normalmente tallada, en la que se enrosca el cordel de cera que las familias ofrecían a sus muertos en la iglesia o en el sepulcro.

Más allá del punto de vista antropológico, con esta humilde exposición vamos a intentar dejar al descubierto las conexiones que tiene la argizaiola, tanto de forma como de contenido, con las culturas antiguas y con las actuales, sin olvidar asimismo las creencias que reflejan esas formas.






Argizaiolas de Amezketa

En la mayoría de lugares se denomina argizaiola a la tablilla tallada donde se enrosca la cerilla que arde en el templo. Hasta la segunda mitad del siglo XX se podían ver en las iglesias de Euskal Herria. Hoy en día, uno de los lugares en los que perdura la tradición de las argizaiolas es Amezketa.

En cuanto a su forma y apariencia, hay que destacar dos tipos de argizaiolas. Por un lado, la tablilla utilizada para enroscar la cera, generalmente, y según los expertos, de forma antropomórfica en muchos y muchos casos. Por otro lado, y con el mismo objetivo de enroscar la cera, hay que mencionar la tablilla de cuatro puntos, generalmente de forma cuadrada.

Dejando de lado el material de las argizaiolas, la comprensión profunda de este elemento está basada en el culto. Entre los fieles, cada familia vela porque el recuerdo de sus familiares fallecidos no se apague. Esta es pues, la razón por la que encienden todos los domingos y festivos su llama.

No sabemos si es cierto, pero aunque en la mayoría de los lugares se denomine argizaiola a este elemento de madera, en Amezketa, sobre todo entre los más mayores, se le llama argiola (argi+ohola). Todavía hoy se utiliza esta denominación. Sería una lástima que esta denominación cayera en desuso y se perdiera para siempre.


Esta argizaiola fue un regalo de un pueblo de Guipucoa a mi familia




MITOLOGÍA DE VASCONIA

Editor: Pedro Taracena Gil


No hay comentarios:

Publicar un comentario