Páginas vistas en total

domingo, 15 de febrero de 2015

LA ESPAÑA DEL FRANQUISMO Y EL NACIONALCATOLICISMO



GUERNICA
Pablo Pocasso

Por Pedro Taracena Gil

La España del franquismo y el nacionacatolicismo tiene su origen en el golpe de estado que perpetró el general Francisco Franco, derrocando la República legítima y legalmente constituida. Hecho sangriento que provocó un entrenamiento fratricida y como botín de guerra implantó una dictadura militarista y confesional. Esta proeza elevó a Franco a la categoría de Generalísimo de los Ejércitos y Caudillo de España por la Gracia de Dios. El pronunciamiento militar y la Guerra Civil se le denominó con el eufemismo de Cruzada de Liberación Nacional, denominando al régimen despótico con el nombre de Movimiento Nacional. 

Con la muerte del sátrapa responsable de la tiranía, sus partidarios tutelaron la promulgación de la Constitución Española, dejando impune el genocidio cometido por el tirano y sus secuaces, lacayos y esbirros. Aunque la Constitución española estable que España es un estado aconfesional, los franquistas herederos legítimos de la dictadura, lejos de obrar en consecuencia han fosilizado la carta Magna y han perpetuado el franquismo, en no pocos vicios y perversiones dictatoriales, y sobre todo, la alianza Iglesia-Estado y el maridaje trono-altar. El actual gobierno franquista del Partido Popular, no disimula su comportamiento dentro de la disciplina del nacionalcatolicismo. 

La Iglesia sigue siendo cómplice aliada con el Estado en materia legislativa y en lo tocante al ceremonial que simboliza el triunfo de los católicos sobre los ateos y rojos. Es decir, los que ganaron la guerra civil y que aún gestionan su victoria al margen de la democracia laica. La Iglesia ha preferido elevar a los altares a los Caídos por Dios y por España y olvidarse de los muertos por defender la República. Y ahora como si la reconciliación nacional se hubiera consumando, aspecto por ahora altamente improbable, los Príncipes de la Iglesia acogen en su seno al Gobierno católico y franquista, regocijándose con el júbilo de que el Papa haya tenido a bien la creación de cardenales españoles. Esta farsa no es la puesta en escena de las relaciones bilaterales de dos estados soberanos. El Reino de España y la Santa Sede. No, la farsa es la vieja alianza de la religión con el poder para manipular al pueblo. El franquismo no murió con Franco, ha permanecido a través de sus herederos: Franco, Fraga, Aznar y Rajoy...


HEMEROTECA 2015

Blázquez, nombrado nuevo cardenal con la presencia de tres miembros del Gobierno



EL HUFFINGTON POST / AGENCIAS

Publicado: 14/02/2015 12:38 CET Actualizado: 14/02/2015 15:54 CET

El papa Francisco ha creado este sábado 20 nuevos cardenales, entre ellos el arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, en una ceremonia a la que también ha asistido el papa Emérito Benedicto XVI.

El pontífice también ha creado cardenal al agustino recoleto José Luis Lacunza Maestrojuán, actual obispo de la diócesis de David (Panamá).




En representación de España, han acudido a la ceremonia en El Vaticano la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, y el ministro del Interior, Jorge Fernández, según han informado a Europa Press fuentes gubernamentales. También ha asistido la presidenta de las Cortes, Josefa García Cirac; el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el presidente de la Diputación Provincial, Jesús Julio Carnero.

Además, han estado presentes un total de 40 obispos españoles y el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, que también asistirán por la noche a la cena organizada por el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, según informa la CEE.




12 ESPAÑOLES EN UN FUTURO CÓNCLAVE

Ahora ya son doce los cardenales españoles que pertenecen al Colegio Cardenalicio. De ellos, son miembros de la CEE el arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el arzobispo emérito de Toledo, Francisco Álvarez Martínez; el arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo; el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares Llovera; el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach; el arzobispo emérito Castrense, José Manuel Estepa Llaurens; el arzobispo emérito de Pamplona y obispo emérito de Tudela, Fernando Sebastián Aguilar; y el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez Pérez.

Otros cardenales españoles son: Eduardo Martínez Somalo, Prefecto emérito de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y Camarlengo emérito del Colegio Cardenalicio; Julián Herranz Casado, presidente emérito del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos y de la Comisión Disciplinar de la Curia Romana; Santos Abril y Castelló, Arcipreste de la Basílica de Santa María la Mayor; y José Luis Lacunza Maestrojuán, obispo de la diócesis de David (Panamá).




Entre todos ellos, son electores Abril y Castelló (21-9-1935); Rouco Varela (20-8-1936); Martínez Sistach (29-4-1937); Blázquez Pérez (13-4-1942); Lacunza Maestrojuán (24-2-1944) y Cañizares Llovera (15-10-1945).


No hay comentarios:

Publicar un comentario