Páginas vistas en total

martes, 9 de febrero de 2016

LA ESPAÑA FRATRICIDA





La Santa Cruz del Valle de los Caídos

Por Pedro Taracena Gil

Con el título y el contenido de este artículo me propongo transgredir los modos y costumbres, hitos y eventos contemplados en la versión oficial de la Historia de España. De este mosaico de tradiciones, culturas y naciones, desde hace más de ocho décadas, se ha tratado de escribir un solo relato que constituye una mentira apuntalada de embustes. Nos hemos instalado en palabras Vàclav Havel, autor de El poder de los sin poder, en la vida en la mentira. La primera y gran mentira es afirmar que España es una nación; atribuyendo a este término todas las virtudes que le son propias: solidaridad, fraternidad, unión e igualdad. 



La Piedad

Nadie puede romper España, porque aún no está recompuesta. Hace ochenta años que sufrió un enfrentamiento fratricida donde los vencedores impusieron a los vencidos un régimen tiránico y de terror. Un genocidio, una dictadura. La Transición de la dictadura a la democracia, lejos de lograr la reconciliación entre los españoles, dejo impune los crímenes caínicos, imponiendo un marco de convivencia donde todo quedó atado y bien atado. También la unidad de España, basada en los viejos lemas de: DIOS PATRIA Y REY y ESPAÑA, UNA GRANDE Y LIBRE. Este orden de cosas tuvo su edad de oro con el inevitable desarrollo económico, democrático y de libertades.

No obstante, la generación de los padres y los hijos que hicimos la Transición y la Constitución de 1978, dieron paso en el siglo XXI a la nueva generación de nietos que han delatado y denunciado muchas mentiras. España sigue rota en tantos pedazos como naciones la integran. Las pancartas del MOVIMIENTO 15-M lo dicen todo: “DEMOCRACIA REAL, YA…” “QUE NO, QUE NO NOS REPRESENTAN…” “Sí, SE PUEDE, SÍ PODEMOS…” 

Mientras se pretende ahogar el MOVIENTO 15-M, la España fratricida se cobija en trincheras y barricadas de las dos Españas enfrentadas. La España de los vencedores contra la España de los vencidos en la contienda civil. La  España franquista que doblegó a la España batida y humillada durante la dictadura. La España de los muertos en los caminos y las tapias de los cementerios, enterrados en anónimas fosas de la vergüenza, reivindicando LA MEMORIA HISTÓRICA, a los otros españoles que de forma triunfante han hecho ostentación de esculturas, placas de calle y plazas donde constan nominalmente los CAÍDOS POR DIOS Y POR ESPAÑA, en pórticos y muros de catedrales e iglesias. Enfrentamiento entre la España nacional y la España nación de naciones. 



El águila de San Juan


Una España hecha añicos donde los trozos no anhelan la intención de recomponer el mito de la unidad de la nación española, que unos creen que está en peligro de romperse y otros están convencidos de que jamás existió.
La mentira del pueblo español es como el gran disparate que pudo escribir Cervantes o la gran paradoja de la unidad nacional:

  1. Es justo que se reivindique la dignidad de las víctimas del terrorismo de ETA, como también sería justo que se reivindique la dignidad de las víctimas del terrorismo de Estado o de los crímenes machistas.
  2. La paradoja alcanza niveles esperpénticos cuando, sin salir de España, las víctimas del genocidio franquista, sufren la amnesia que los artífices de la Transición impusieron a todos los españoles. Los vencedores de la Guerra Civil, los secuaces y lacayos de la dictadura, los franquistas con la complicidad de los demócratas, impusieron un consenso que hizo enmudecer LA MEMORIA HITÓRICA. Un escándalo mundial y una vergüenza nacional.


El toro de San Lucas

Las dos Españas siguen enfrentadas en más campos: 

  1. El pensamiento político de la España corrupta donde se defrauda y se saquea lo público en favor de lo privando, cuenta con defensores y detractores. Muchos votantes, quizás demasiados, se convierten en cómplices eligiendo servidores públicos a quienes han sido sus verdugos corruptos. Otra paradoja, el mapa político actual presenta un disparate quijotesco. En las recientes elecciones el partido más votado ha sido el partido declarado como una organización criminal. Las víctimas han elegido a sus verdugos y lo más esperpéntico es que les seguirán votando.
  2. Hasta 1978 los dos bandos enfrentados eran los franquistas vencedores y las víctimas de la dictadura, pero ahora las dos Españas están en otro entorno. Los que defienden la incólume unidad de España y la Constitución de 1978 como si de dogmas sagrados se trataran y los que contemplan a España como una nación de naciones, verdad tangible innegable. Varias comunidades reclaman que la diversidad multinacional real se eleve a rango legítimo y legal.
  3. Otro enfrentamiento podría ser trasversal. Españoles que reivindican opciones progresistas y claramente de izquierdas, enfrentados a otros del mismo pensamiento político pero que no desean romper España. Mantener que: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles…” Fue en su origen una ilusión, un propósito, una herencia del franquismo. Resulta algo anacrónico utilizar como piedra angular de nuestra Carta Magna unos conceptos tan volátiles como nación y patria.


El león de San Marcos


La situación española actual puede dan una imagen caótica, pero no existe tal caos, aunque para los mercados, la banca, la patronal, los países hermanos o más bien hermanastros de la  Europa de los Mercaderes, sí, les interesa que nos parezcamos más a la machacada Grecia.
Pero el Movimiento 15-M ha cristalizado en un Parlamento que refleja, quieran o no las fuerzas políticas tradicionales, un espectro político que se acerca a la  pluralidad política real.
No seré yo quien utilice conceptos engañosos como la centralidad, la moderación, el reformismo… El mapa político es simple y sencillo de entender:

La derecha franquista del Partido Popular.
La derecha liberal de Ciudadanos.
La izquierda socialdemócrata del Partido Socialista Obrero Español.
La izquierda de Podemos y su entorno. Derecho a decidir (Referéndum).
La izquierda tradicional republicana de UNIDAD POPULAR IU.
Esquerra Republicana de Catulunya.
Nacionalistas por República Catalana.
Nacionalistas País Vasco con vocación separatista.



El ángel de San Mateo

El Gobierno de coalición que está en ciernes de ser constituido será formado por los tres partidos de izquierdas: PSOE, PODEMOS y UNIDAD POPULAR IU. Cualquier otra combinación traerá la inestabilidad. Aunque tampoco se descartan volver a convocar otras nuevas elecciones. Con el PP fuera del poder, la situación separatista la sangre no llegará al río.

Observaciones:

Si alguien cae en la tentación de utilizar la palabra populismo, solo la puede utilizar para insultar porque la RAE no la da ningún significado porque no la recoge en su diccionario.
La palabra radical es utilizada para descalificar, cuando su significado político es el de llegar a la raíz de los problemas.
Es curioso escuchar la palabra extremista para situar al contrincante en el otro extremo, porque tanto la izquierda como la derecha albergan cierto complejo de acercarse a sus propios extremos. En el centro o en la centralidad está la virtud, lugar donde nunca llegan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario